fbpx

Ventajas del arraigo social y del arraigo por formación

Ventajas del arraigo social y del arraigo por formación


La nueva ley de extranjería ofrece ventajas que facilitan conseguir residencias por arraigo social o formación.

Vamos a explicar las ventajas que tienen los permisos de residencia por arraigo social o por formación y las diferentes opciones que existen para conseguir la residencia en España.


A continuación os vamos a explicar de forma detallada cómo acceder a conseguir un permiso de residencia en España siendo una persona en situación irregular en este país, para ello vamos a hablar del arraigo social y de cómo la nueva normativa de extranjería abre varias posibilidades de conseguir la residencia, siendo una normativa mucho más flexible que la normativa anterior.

A partir del 26 de agosto con la entrada en vigor de la nueva ley de extranjería, tanto obtener la residencia en España como otros trámites relacionados con la residencia serán más fáciles de realizar que antes.

Pero nos vamos a centrar a explicar las facilidades que existen ahora para conseguir la residencia en España para personas en situación irregular gracias a la nueva normativa.


1. Arraigo por formación


Vamos a comenzar a explicar las opciones de conseguir un permiso de residencia en España por arraigo por formación.

Como ya hemos comentado, existen varias opciones y probablemente la opción más novedosa sea conseguir la residencia con dos años de situación irregular y sin necesidad de un contrato de trabajo, solo es necesario comprometerse a realizar un curso de formación.

Esta primera opción consiste básicamente en primero comprometerse a hacer un curso de formación con lo cual nos conceden un año de residencia, pero en un máximo de tres meses de que nos concedan este permiso tenemos que empezar el curso de formación o nos retirarán la residencia de un año que hemos conseguido.

Empezaremos el curso de formación que vayamos a hacer, dichos cursos pueden ser para ser electricista, jardinero, etc. y deben ser cursos reconocidos por el ministerio, por academias privadas o por la oficina de empleo (SEPE), una vez terminado este curso tras haberlo realizado durante varios meses vamos a solicitar la residencia en España para que nos concedan un permiso de dos años, para solicitar dicho permiso de dos años tenemos principalmente tres opciones.

Ventajas del arraigo social y del arraigo por formación

1.1. Conseguir un contrato de trabajo


La primera opción es conseguir un contrato de trabajo que no tiene que ser indefinido ni tampoco tiene que durar un año, algo que sí exigía la normativa anterior, ahora es suficiente con conseguir un contrato de trabajo de unos pocos meses y que tenga una jornada parcial de, por ejemplo, 30 horas, además de que tiene que tener un salario que sea como los salarios acordados del convenio de esos puestos de trabajo y cumplir con el salario mínimo interprofesional (SMI).

1.2. Crear un pequeño proyecto empresarial


La segunda opción sería elaborar un pequeño proyecto empresarial que tenga su correspondiente certificado de viabilidad y con una cantidad mínima de inversión donde solo se solicita la inversión inicial, por ejemplo, un informático puede crear un pequeño proyecto empresarial con la compra de un ordenador y puede trabajar desde su casa.

Dicha inversión es mínima y de esta forma nos convertimos en trabajadores autónomos o por cuenta propia y tendremos que ser trabajadores por cuenta propia de forma obligatoria durante un año, pero con la renovación de la residencia cuando pase el primer año ya podremos trabajar tanto por cuenta propia como por cuenta ajena, además cabe recalcar que durante el primer año como trabajador autónomo vamos a pagar aproximadamente 68 euros de seguro social.

Luego nos conceden un permiso de residencia de 4 años y al renovar, como ya llevamos cinco años, podremos acceder a un permiso de residencia permanente si no hemos salido más de 10 meses del país, una opción que resulta muy interesante.

1.3. Tener mínima cantidad de dinero para mantenerse


La tercera opción es tener una cantidad suficiente de dinero para mantenerse y con lo cual nos conceden un permiso de residencia no lucrativa, dicha cantidad mínima de dinero consiste en multiplicar por 12 meses la renta mínima vital.

Sin embargo, esta residencia no lucrativa no resulta ser interesante debido a que un permiso de residencia por trabajo nos permite tanto trabajar por cuenta propia como por cuenta ajena, mientras que un permiso de residencia no lucrativa no lo permite, pero no solo eso, sino que al renovar tendremos que tener una cantidad de dinero excesiva en la cuenta bancaria y poderlo justificar por lo que esta opción no es recomendable.


2. Arraigo social


La otra forma de conseguir la residencia es con un permiso de residencia por arraigo social clásico, a través del cual existen varias ventajas como, por ejemplo, que el contrato de trabajo solo dure tres meses y que no sea de jornada completa, incluso puede ser un contrato de solo 20 horas a la semana si tengo a cargo personas menores de edad o personas discapacitadas, y podremos conseguir un permiso de residencia de un año.

Luego podremos renovar este permiso de residencia para cuatro años más y cuando ya llevemos cinco años en total en el país podremos solicitar un permiso de residencia permanente, siempre y cuando no hayamos salido del país durante más de 10 meses, un aspecto muy interesante ya que ahora es mucho más flexible conseguir la residencia que antes.

Así mismo, con la opción del arraigo social clásico podemos acceder a un permiso de residencia con un pequeño proyecto empresarial como el caso mencionado anteriormente, donde es necesario un informe del ayuntamiento y una inversión mínima con lo cual conseguiremos un primer año de residencia como trabajador autónomo o por cuenta propia.


3. Otra ventajas de la nueva normativa


Además de estas grandes ventajas que os hemos explicado para los casos de permisos de residencia por arraigo social o arraigo por formación, la nueva normativa de extranjería concede otras nuevas ventajas como para los casos de reagrupaciones donde las cantidades son mínimas para poder reagrupar a los menores de edad, además de otras ventajas como que se concedan permisos de residencia de cuatro años, entre otras ventajas que trae la nueva ley de extranjería.

Estas ventajas os las iremos explicando más adelante, ya que en este caso nos hemos centrado solo en explicar las ventajas para las residencias por arraigo social o arraigo por formación, por tanto os iremos comentando otros aspectos interesantes de esta nueva ley de extranjería en el futuro, esperamos que esta información os haya servido de ayuda y estamos a vuestra disposición para atenderos en cualquier idioma y para encargarnos de vuestros trámites a nivel nacional.

Si queréis estar informados sobre estos temas, os invitamos a que visitéis nuestras redes sociales y nuestro canal de Youtube, o podéis rellenar el formulario que tenemos en nuestra página web para enviaros boletines con las últimas noticias y la información más reciente.

Para contactar con nosotros: enlace

Para ver la página en inglés, francés o árabe.